Se cubre el robo de los bienes que hay en tu domicilio siempre que lo hayas denunciado previamente y haya sido cometido por terceros, contra tu voluntad y con ánimo de lucro, ya sea usando la fuerza, escalando o con las llaves que te han robado previamente o con violencia o intimidación sobre las personas. También están cubiertos los daños o desperfectos que los ladrones causen durante el robo o el intento de robo.

Deja una respuesta