Al poner en alquiler un piso, es inevitable que existen ciertas dudas: ¿y si el inquilino no paga la renta? ¿Y si no se hace cargo de las facturas? ¿Y si causa problemas en la comunidad de vecinos? Si tú también estás en esta situación, ¡no te preocupes más! Te contamos por qué es importante contar con un seguro de impago de alquiler y cómo puede ayudarte a arrendar de forma segura.

¿Qué es un seguro de alquiler?

Un seguro de impago de alquiler es un tipo de seguro que busca proteger a los propietarios de los inmuebles en caso de morosidad. Es decir, mediante la contratación de este seguro podrás asegurarte de que recibes el pago correspondiente a las cantidades que te debe en caso de que el inquilino no cumpla con su obligación de pagar la renta.

Con todo, los seguros de impago de alquiler a menudo cuentan con otras coberturas adicionales.

Ventajas de contar con un seguro de impago de alquiler

Además de coberturas adicionales, los seguros de impago de alquiler también cuentan con una serie de ventajas que proporcionan tranquilidad y seguridad al propietario. A continuación, te listamos algunas de las más importantes.

Ahorrarás dinero y tiempo

Contar con un seguro de impago de alquiler te ayudará a asegurarte de que, en caso de morosidad por parte del inquilino o de destrozos, impagos de facturas y demás situaciones que conlleven gastos para el propietario, no perderás dinero, ya que el seguro se hará cargo de ello. Además, también conseguirás ahorrar tiempo, ya que un equipo de abogados a tu disposición se encargará de gestionar todo por ti.

No tendrás que hacer tanto papeleo

Los seguros de impago de alquiler te ofrecen servicios integrales que van más allá del simple impago de la renta. Gracias ello, estarás cubierto en multitud de situaciones bajo un mismo seguro, lo que reduce la cantidad de papeleo que tendrías que realizar para abordar cada problema o imprevisto que pudiera surgir con distintos profesionales.

Resolución de conflictos

Contar con un equipo de abogados a tu disposición te ayudará a atajar los conflictos por la vía de la negociación y la mediación siempre que sea posible, sin necesidad de tener que recurrir directamente a la vía judicial o de tener que contratar un abogado únicamente para tratar un problema en particular.

Tranquilidad

Alquilar un piso siempre conlleva asumir una serie de riegos. Un seguro de impago de alquiler que te ofrezca una cobertura completa te aportará tranquilidad al saber que, pase lo que pase, siempre tendrás a un equipo de especialistas a tu disposición.

Asistencia continuada

Sea cual sea el problema, dispondrás de asistencia jurídica telefónica ilimitada para poder resolver tus dudas con la mayor rapidez posible. Siempre tendrás a tu disposición a abogados que te ayudarán a resolver los problemas de la manera más eficaz posible.

Como ves, contar con un seguro de impago de alquiler tiene numerosas ventajas para los propietarios. Desde THM Correduría de Seguros, te ofrecemos el seguro de impago de alquiler especialmente diseñado para hacer frente a todo tipo de situaciones que se puedan dar durante el arrendamiento. ¡No esperes más y protégete desde hoy!

Deja una respuesta