El asesoramiento personal y especializado, la gestión de riesgos, la ayuda ante un siniestro… La labor del mediador de seguros no se limita a la venta de un seguro y puede ser un aliado estratégico de empresas y particulares.

Un texto de Virginia M. Zamarreño

En un mundo cada vez más digitalizado, el trato personal y humano es un valor añadido que debemos proteger. Aunque la tecnología es un facilitador, nadie lo duda, el papel que tiene el trato humano y cercano en ciertos momentos -como contratar el seguro más adecuado para proteger a nuestra familia- es un factor determinante. Es por eso por lo que profesiones como la de mediador de seguros sigue siendo atractiva a pesar del empuje de las nuevas tecnologías y la digitalización.

En el mercado asegurador español hay 72.614 mediadores de seguros y reaseguros registrados en la Dirección General de Seguros y Fondos e Pensiones (DGSFP) al cierre de 2020 -últimos datos disponibles-. De esta cifra, 3.625 son corredores de seguros, el resto, agentes de seguros y operadores de banca seguros, tanto exclusivos como vinculados. A pesar de la incertidumbre, muchos profesionales del sector asegurador y de otros sectores, como el legal, gestoría, y otros negocios relacionados con el sector servicios ven en la mediación de seguros una oportunidad para iniciar un negocio o ampliar el que ya dirigen.

Amplia demanda de formación en mediador de seguros

El curso académico que acaba de terminar ha sido el primero en el que se ha impartido la nueva formación exigida a los mediadores de seguros tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Distribución. CECAS, la escuela de negocio de seguros del Consejo General de los Mediadores de Seguros, ha cerrado su primera edición del curso Nivel 1 con 400 alumnos, lo que supone un crecimiento del 12% respecto a los alumnos que registró la última edición del Grupo A -la antigua denominación de la formación obligatoria para acceder a la profesión de mediador de seguros-.

Los alumnos han completado las 300 horas lectivas impartidas con una metodología híbrida de formación que ha incluido 110 horas en formato presencial, y han obtenido el Certificado de Curso Formativo Nivel 1 con respaldo universitario, al ser considerado dentro de la categoría de Experto por la Universidad CEU San Pablo.

Perfil del nuevo mediador de seguros

El análisis del alumnado realizado por CECAS revela un crecimiento superior al 50% en los alumnos provenientes de los grados universitarios de Administración y Dirección de Empresas, Económicas o Empresariales. Además, el 56% ha podido convalidar alguna de las asignaturas por contar con estudios relacionados con las materias impartidas, explican.

Y después de la formación, ¿qué deben hacer? Los mediadores de seguros tienen varias opciones profesionales: convertirse en agentes de una compañía de seguros determinada o constituirse como corredor de seguros, profesional independiente que trabaja con varias compañías de seguros. Para ello, debe darse de alta en el registro de la DGSFP.

La web www.quierosercorredordeseguros.com ayuda a estos profesionales a elaborar su proyecto empresarial y darse de alta en el supervisor. En los seis primeros meses del año, el portal que dirige Jorge Campos informa de que se han registrado un total de 109 nuevas altas de corredores y corredurías de seguros con clave nacional, lo que supone un descenso del 22% respecto al mismo periodo de un año antes. De esta cifra, el 70% corresponde a corredurías y el 30% corredores de seguros individuales.

Vocación de servicio

Los representantes de la mediación aseguradora destacan su papel más allá de la mera venta de un seguro. “El contrato de seguros no es una cosa fácil, aunque alguien insiste en que somos intermediarios que dificultan el proceso de contratación, nada más lejos, al contrario, nosotros lo que somos es facilitadores sin coste adicional, además, para el consumidor, para ayudarle tanto en la contratación de un producto que no suele ser fácil, como en la resolución de un siniestro en el momento en el que más lo necesita”, destaca Javier Barberá, presidente del Consejo General.

Además, los riesgos evolucionan y es necesario que tanto particulares como empresas cuenten con el asesoramiento de un especialista. “La sociedad evoluciona y los riesgos evolucionan, a los riesgos de toda la vida se unen nuevos, como los climatológicos o los ciberriesgos. Toda evolución de los riesgos debe tener una respuesta…

Deja una respuesta