Los estrechos márgenes con los que trabajan empujan a las empresas a un nuevo cambio en su estrategia

Se acabaron los chollos a la hora de contratar seguros de hogar, automóvil o médico. Las grandes aseguradoras de nuestro país ya han trazado una nueva estrategia ante el estrecho margen que tienen a la hora de rentabilizar las pólizas anuales. Por eso, fuentes del sector explican a este periódico que este 2023 dejaremos de ver las grandes ofertas que suelen hacer en momentos puntuales del curso.

“Durante mucho tiempo, empresas como Mapfre, Mutua Madrileña o Caser se han lanzado al mercado con importantes ofertas para atraer a clientes”, señalan las mismas fuentes. Estas voces remarcan que, principalmente, las aseguradoras ofrecían grandes descuentos de “hasta el 20% durante el primer año” para aumentar su lista de clientes trimestre a trimestre. Unas prácticas que tienen pinta de que no volverán a verse, al menos en el futuro más cercano.

Según detallan las fuentes del sector asegurador, el cambio de estrategia se da por “los estrechos márgenes con los que cuentan las empresas por cada contrato firmado”. De hecho, alegan que compañías como Mapfre de cada 100 euros ingresados por pólizas de seguros, 98 euros de ellos se van para compensar siniestros producidos en hogares, carreteras y servicios médicos en nuestro país. La cifra es aún mayor y remarcan que otras empresas “salen a pérdidas cada mes” para compensar a sus clientes.

En este sentido, desde Desde la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras, explican que aunque el comportamiento no es homogéneo en todas las líneas de negocio como consecuencia de los tipos altos y la persistente inflación, han hecho un esfuerzo por “no trasladar la inflación a los costes y a los clientes”.

Cabe destacar que, al igual que el sector de las telecomunicaciones, el de los seguros es uno de los pocos en los que apenas se ha trasladado el incremento de precios a los consumidores. En concreto, de acuerdo a los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), durante 2022 apenas subieron los seguros un 2%, mientras que el IPC cerró el año en el 5,8%.

Nuevos caminos

Para seguir creciendo en rentabilidad por cliente, las compañías han virado su estrategia hacia el cliente financiero. “Vamos a ver cómo en los siguientes meses las aseguradoras van a ir a por la captación de este tipo de persona porque ofrecen unas comisiones fijas y unos costes más reducidos”, explican las fuentes consultadas.

Basta con repasar los datos de Mapfre para comprobar dicho crecimiento. La división financiera posee más de 12.500 clientes a cierre de 2022, lo que supone un 7,8% más con respecto al volumen de clientes registrado a finales de 2021.Hasta julio, a su vez, incrementó su red de agentes en 25 más, hasta alcanzar los 144 a cierre de semestre, así como su red de oficinas.

No podemos olvidar, por otra parte, que durante los últimos años se han producido diversas fusiones en la banca, lo que ha propiciado que las aseguradoras lancen sus propios servicios al rescindir acuerdos entre empresas de uno y otro sector. Por ejemplo, Mutua Madrileña ha recibido el negocio de seguros generales de los bancos integrados en CaixaBank, su socio en este segmento. Otro movimiento importante fue la desaparición de Bankia Vida, integrada ya en VidaCaixa tras la fusión del banco madrileño en CaixaBank, que pagó 571 millones a Mapfre por Bankia Vida.

Deja una respuesta