El Pleno prevé aprobar en septiembre la normativa municipal, que recoge sanciones de hasta 500 euros por no disponer de seguro

La Concejalía de Seguridad ya tiene listo el borrador de la ordenanza municipal que regulará la circulación de los patinetes eléctricos, patines y monopatines, que está previsto que se apruebe en el Pleno de septiembre. Previamente el texto se ha sometido a un periodo de consulta pública para que los ciudadanos, colectivos afectados por la futura norma y partidos políticos hagan sus aportaciones.

La ordenanza establece que la edad mínima para circular en uno de estos vehículos será de 15 años y que su uso será unipersonal, por lo que no podrán llevar pasajeros. La velocidad máxima será de 25 kilómetros por hora, 20 si se trata de vías urbanas que dispongan de plataforma única de calzada y acera, y será obligatorio disponer de un seguro de responsabilidad civil para el usuario y frente a terceros. También es necesario el uso de prendas reflectantes y estará prohibido utilizar cascos de audio o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido o telefonía móvil. Será obligatorio también el uso de calzado adecuado que proteja o sujete suficientemente los pies. Será preceptivo el uso del casco, pero la aplicación de este extremo se retrasará hasta la próxima modificación del Reglamento General de Circulación.

La norma municipal hace referencia a la protección de la circulación de las personas que se desplazan en patinete eléctrico y obliga a los conductores de vehículos a motor convencionales, como coches y motos, a mantener una distancia mínima de cinco metros.

Las sanciones económicas serán de 100 euros por infracciones leves, de 200 por las graves y de 500 por las muy graves. Será grave que viaje más de una persona en el vehículo, la conducción negligente, sin la edad permitida o por zonas prohibidas y muy grave exceder la velocidad establecida, conducir de forma temeraria o dar positivo en los test de alcohol o drogas. También se considerará una infracción muy grave no llevar casco, conducir con auriculares y no disponer de seguro. En cuanto al uso de patines o patinetes convencionales sin motor, la ordenanza establece que no podrán circular por la calzada salvo para cruzar por los lugares señalizados. Transitarán por zonas peatonales, calles residenciales, aceras, carril bici protegido, parques y paseos. Cuando circulen por aceras, no superarán la velocidad de paso de las personas y evitarán causar molestias o situaciones de peligro.

El concejal de Seguridad, José Luis Ruiz, dijo que la ordenanza se ha elaborado tras el estudio de varias en vigor en otros municipios. Afirmó que es «una herramienta que necesita la Policía Local» debido a la proliferación de estos vehículos.

Deja una respuesta