• La británica Direct Line cancela el dividendo tras presentar un ‘profit’

Los inversores no han dudado en castigar al sector asegurador low cost europeo después del profit warning anunciado ayer por la británica Direct Line, que llegó a desplomarse un 23,5% en la sesión, arrastrando consigo al resto de comparables. La debacle superó durante la jornada el 30%. Su compatriota Admiral Group retrocedió también un 6,8%, mientras que en España los coletazos de venta se cebaron sobre la cotización de Línea Directa, cuyas acciones se desplomaron un 4,7% en la sesión. Es la segunda vez en las ocho sesiones que van de 2023 en las que la compañía que capitanea Patricia Ayuela sufre una caída similar, del 4,7%.

Línea Directa Aseguradora encaja ya pérdidas del 8,4% en el ejercicio y esto le convierte en el valor más bajista del Mercado Continuo. Su acción cotiza en mínimos de noviembre, en la zona de 0,945 euros. El consenso aconseja, de hecho, vender sus acciones, según Bloomberg, a pesar de que le ven un potencial del 24% hasta los 1,17 euros por título cuando saltó a bolsa en el verano de 2021 en los 1,37 euros, un 17% por encima del nivel al que fue valorada la aseguradora.

Pero ¿qué dijo ayer Direct Line? El referente del seguro low cost de autos por Internet anunció, básicamente, la supresión del dividendo para hacer frente a mayores costes y a una temporada invernal donde los siniestros se han disparado debido a la climatología, según la compañía. Cifra en 140 millones de libras esterlinas (158 millones de euros) el impacto en 2022 de estos fenómenos, el doble que los 82 millones de euros de un año atrás.

Esto afectará, según sus propias palabras, a sus resultados tanto de 2022 como también de 2023. El bajista Citadel aprovechó, de hecho, la escabechina de este miércoles para rebajar su posición en corto hasta el 0,56%. Un 2,17% está en manos de los bajistas, según Bloomberg.

El sector del seguro online continúa sin levantar cabeza, ya que se entiende que la subida de la inflación afectará especialmente a sus clientes al rebajar su poder adquisitivo y presionará a la baja las primas cobradas por estas compañías.

Deja una respuesta