Según la DGT (Dirección General de Tráfico) más de la mitad de los conductores se enfrenta a situaciones de riesgo por no llevar a sus animales bien sujetos en los vehículos. ¿Existe una norma que especifique cómo llevar a un perro en el coche? Desde Allianz no solo ponemos a tu disposición productos completos como nuestros seguros de coche , sino que también te ayudamos a conducir cuidando de ti, de tus seres queridos y de tus mascotas porque sabemos que ellos también son un miembro más de tu familia.

Cuando adquirimos o adoptamos un perro o cualquier otro animal no solo contraemos el compromiso de cuidarlos. También somos responsables de su comportamiento y de los perjuicios que puedan ocasionar a terceras personas, ya sea que nos acompañen en nuestro vehículo o que circulemos con ellos por zonas peatonales.

En época de verano los paseos aumentan y también nuestras ganas de disfrutar de las vacaciones junto a nuestras mascotas. Cómo transportar un perro en coche es la gran pregunta a la que en breve daremos respuesta. ¡Sigue leyendo!

Normativa sobre cómo llevar a un perro en el coche

Llevar a las mascotas en el coche está regulado por la Ley de Tráfico, sin embargo, los conductores y dueños de perros y gatos no siempre conocen ni cumplen la norma.

El artículo 18.1 del reglamento de la Dirección General de Tráfico es muy claro respecto a la forma en la que debemos transportar a nuestras mascotas en el coche. La Ley nos recuerda que estamos obligados a mantener la libertad de movimientos, el campo de visión y mantener la atención en la conducción. En resumen, es nuestra obligación garantizar nuestra propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de terceras personas con quienes compartimos la vía pública.

En caso de incumplimiento, la nueva Ley de Tráfico (que entró en vigor el pasado 21 de marzo) prevé multas de entre 80 y 500 euros.

¿Cómo llevar a un perro en el coche legalmente?

Como hemos visto, la nueva Ley de Tráfico no establece de manera específica cómo deben viajar las mascotas dentro de un vehículo. No obstante, lo que sí queda claro es que todo conductor está obligado a mantener las condiciones necesarias para que nada ni nadie interfiera en nuestra conducción.

Todo esto nos viene a decir que si tenemos un perro o cualquier otra mascota, debemos procurar que el animal no se convierta en un obstáculo para conducir de manera segura.

Sigue estas recomendaciones para viajar en compañía de tu fiel amigo sin poner en peligro la vida de nadie:

  • Se puede emplear un separador para impedir que el animal pueda causar molestias o distracciones.
  • Elegir un sistema de retención adecuado. Para ello, existen distintos tipos: arneses de uno o dos anclajes, transportines para colocar en el suelo (posición ideal para perros pequeños) o maletero (aconsejable para perros pequeños) y las rejillas rígidas para el maletero.

La elección de un sistema de retención u otro dependerá del tipo de animal y de su tamaño. ¡En ningún caso el animal debe ir en brazos!

Los sistemas de retención más eficaces

Sin lugar a dudas, el escenario menos ideal es llevar al animal tumbado sobre la bandeja trasera detrás del conductor. En caso de accidente, la posición del animal provocaría lesiones graves e incluso mortales tanto en el animal como en el conductor.

Tampoco es conveniente sujetar al animal con su correa de paseo. No es considerado un sistema de retención y, además, supondría un riesgo importante de sufrir lesiones mortales tanto para la mascota como para el resto de los ocupantes del coche.

Uno de los sistemas más recomendables son los trasportines pequeños colocados en el suelo. En caso de colisión, al tener poco espacio, la energía del impacto es absorbida pronto y apenas se deformaría el habitáculo del animal.

El arnés, aunque a simple vista puede parecer uno de los sistemas de retención más potentes, tiene sus deficiencias. Recordemos que los arneses se enganchan al cinturón de seguridad del vehículo, por lo que en caso de choque, la hebilla se rompería fácilmente.

Si prefieres usar este tipo de sistemas, entonces te recomendamos un arnés con dos enganches y un sistema de unión corto. De esta forma estarás evitando el desplazamiento del animal hacia adelante.

Por último, te recomendamos la importancia de revisar la temperatura del habitáculo, no dejar al animal solo en el interior del vehículo y hacer paradas de descanso, al menos, cada dos horas. Si necesitas una protección extra, recuerda que cuentas con nuestros seguros de coche. ¡Infórmate con nuestros asesores y pide un presupuesto sin compromiso!

Deja una respuesta