Encontrarnos con un jabalí o un ciervo (considerados especies cinegéticas) es más habitual de lo que muchos conductores pueden imaginar. Principalmente, durante la época de cacería es cuando más precauciones debemos tomar si estamos circulando cerca de una zona de coto de caza. ¿Cómo afectan los animales cinegéticos al seguro de coche? ¿Quién es el responsable en caso de atropello? Resolvemos estas y otras dudas para que conduzcas con mayor tranquilidad.

¿Qué son los animales cinegéticos?

Los animales cinegéticos son especies objeto de caza y pesca. Estos pueden ser mamíferos, aves o peces y se clasifican en dos categorías: especies de caza mayor especies de caza menor.

Los jabalíes, corzos y ciervos, entre otros, son considerados como animales de caza mayor, mientras que otras especies como codornices, conejos y liebres son categorizados como animales de caza menor. Esta clasificación puede variar en función de la comunidad autónoma en la que nos encontremos.

¿Qué dice la legislación sobre los animales cinegéticos y la responsabilidad del conductor?

Antes de que la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial sufriera su última reforma en el mes de abril de este mismo año, el responsable de un accidente vehicular en el que se viera involucrado un animal cinegético era el dueño del coto o de la carretera, excepto si se llegaba a comprobar que el conductor había incumplido alguna ley o norma de tráfico.

Después de dicha reforma, el conductor, salvo algunas excepciones, pasa a ser el responsable del atropello de una especie cinegética dentro de un coto de caza. Dicha modificación en la legislación ha provocado en las aseguradoras la necesidad de incluir en sus seguros de coche garantías y coberturas específicas que protejan al vehículo siniestrado.

¿En qué situaciones el conductor no es responsable del siniestro?

Si el siniestro se produce como consecuencia de una acción de caza colectiva, el conductor que atropelló al animal cinegético dentro de un coto de caza no será responsable del accidente.

Tampoco tendrá que responder por los perjuicios personales o materiales si el siniestro ha tenido lugar como consecuencia de una valla no reparada dentro del plazo previsto o si la vía no advertía claramente de la presencia de animales cinegéticos sueltos.

Aunque existen aseguradoras que cubren los daños del vehículo del asegurado independientemente de que este sea considerado o no como el responsable del atropello, lo que sí es un requisito común en todas las compañías es la obligatoriedad de que exista un atestado elaborado por la autoridad de tráfico que haya intervenido en el accidente.

Dicho atestado debe recoger las pruebas suficientes que confirmen que el accidente no ha sido responsabilidad del conductor.

¿Me protege el seguro fuera de España?

Lo normal es que las aseguradoras limiten el ámbito de la cobertura del seguro de coche al territorio español, por supuesto, siempre dentro de los límites recogidos en las condiciones particulares de la póliza.

Los seguros de coche a terceros ampliado y las pólizas a todo riesgo con o sin franquicia incluyen la cobertura de colisión con animales cinegéticos.

Dado que los animales deambulan por la carretera y no es una cuestión que como conductores podamos controlar o evitar, lo mejor es plantearse la contratación de un seguro de coche completo que incluya la cobertura de colisión o atropello de animales cinegéticos.

Si tu aseguradora no incluye esta garantía en la póliza que actualmente tienes contratada, infórmate sobre la posibilidad de pasarte a un seguro más completo o contratarla como una prestación opcional.

Deja una respuesta